“Aún hay quien considera, erróneamente, que el personal de enfermería de hemodinámica es sustituible por otro sin entrenamiento específico”

“Aún hay quien considera, erróneamente, que el personal de enfermería de hemodinámica es sustituible por otro sin entrenamiento específico”

El Dr. Javier Goicolea y la enfermera Mónica Gómez, codirectores del Máster Universitario de Enfermería en Hemodinámica y Cardiología Intervencionista, explican en la siguiente entrevista los aspectos novedosos que se han incorporado en esta segunda edición, así como la importancia que tiene una buena cualificación del profesional de enfermería de hemodinámica.

¿Cuál es el objetivo del Máster de Enfermería en Hemodinámica y Cardiología Intervencionista y qué hay de nuevo en esta segunda edición?
Nuestro propósito ha sido elaborar un programa formativo que proporcione a los alumnos conocimientos profundos y especializados sobre los procedimientos y técnicas que se realizan en un área funcional específica como es la cardiología intervencionista.

Para la enfermería era una necesidad determinar los estándares de formación específicos, unificados y consensuados por profesionales de hemodinámica, con el fin de mejorar la calidad de los cuidados, la seguridad del paciente y garantizar un nivel de conocimiento común.

Se trata de dar herramientas desde el conocimiento para alcanzar una cualificación sólida. Una formación reglada que proporcione a la enfermería las competencias, habilidades y conocimientos que permitan acreditar al profesional en todas las funciones que se realizan en una Unidad de Hemodinámica. Como fin último, pretendemos garantizar la seguridad y la excelencia asistencial a través de la formación de los profesionales de enfermería.

En esta segunda edición hemos incluido algunos temas nuevos profundizando en los cuidados enfermeros, así como en los roles y funciones de la enfermería de hemodinámica que están de máxima actualidad; intervenciones enfermeras y funciones nuevas que se están desarrollando en las consultas de seguimiento del paciente de hemodinámica, entre otros.

Una novedad importante es el módulo práctico de casos clínicos que se realizará en un entorno de simulación. Una sala de hemodinámica virtual en la que se desarrollarán escenarios complicados en los que aprenderemos a responder como profesionales cualificados y como miembros de un equipo especializado. Estamos seguros de que este entrenamiento elevará la calidad formativa del máster.

¿Cómo es el proceso de aprendizaje del profesional de enfermería de hemodinámica?
El aprendizaje del profesional de enfermería de hemodinámica es un proceso largo y complejo. Actualmente, la enfermería va desarrollando habilidades después de años de ejercicio profesional, por repetición de las técnicas y procedimientos pero sin conocimientos sobre los mismos. A menudo, este proceso está guiado por compañeros veteranos de la unidad con más experiencia en años de ejercicio, pero que a su vez, tampoco han recibido una formación estructurada para ello.

En otros casos, la enfermería actúa de manera autodidacta, buscando información para adquirir conocimientos teóricos y realizando pequeños cursos a través de las sociedades científicas, congresos y training que imparte la industria acerca de sus dispositivos y materiales específicos utilizados en los procedimientos diagnósticos y terapéuticos.

Los cursos de formación intrahospitalarios son inusuales y en caso de existir difieren en cada centro, tanto en los contenidos como en la duración y no siempre están impartidos por expertos del área.

Erróneamente, tendemos a asociar la “experiencia” según los años de ejercicio profesional. Sin embargo, existe evidencia que demuestra que la experiencia profesional está compuesta por las competencias y habilidades acreditadas exclusivamente a través de la formación específica para cada área funcional, principalmente en las áreas que requieren competencias más avanzadas.

¿Qué avances ha habido en los últimos años en Hemodinámica y Cardiología Intervencionista?
Los avances en el intervencionismo cardiaco producidos en los últimos 10 años han sido espectaculares. Ha aparecido una sub-sub especialidad que es la que se ocupa de la cardiopatía estructural (todo aquello que no es coronario). El intervencionismo estructural abarca el tratamiento de la patología valvular, fundamentalmente aórtica y mitral – aunque más recientemente se está abordando también la patología tricuspídea-, unidas a las técnicas derivadas del intervencionismo pediátrico (cierres de CIA, FOP…). En este punto debemos señalar el cierre del apéndice auricular izquierdo como una de las intervenciones con mayor potencialidad.

Por otra parte, el intervencionismo coronario aunque ha alcanzado una fase de madurez sigue aportando novedades en las técnicas, materiales o en la incorporación de diversas técnicas de evaluación funcional o de imagen intracoronaria. En todas ellas, el papel de la enfermería es fundamental.

¿Creen que actualmente existe una correcta coordinación entre enfermeros y cardiólogos?
A nivel de las sociedades respectivas, los grupos de trabajo de hemodinámica están muy relacionados. Los congresos de hemodinámica más importantes tienen espacios destinados a temas de enfermería. Este máster es un buen ejemplo de coordinación entre ambas categorías de profesionales mostrando una estrecha colaboración tanto a nivel de la dirección del mismo como en la elaboración de muchos de los capítulos.

Es evidente que no es posible un buen funcionamiento de un laboratorio de hemodinámica sin un personal de enfermería adecuadamente formado. Sin embargo, nos enfrentamos periódicamente a situaciones en que sigue considerando a la enfermera de hemodinámica sustituible por personal sin entrenamiento específico. Esto último puede deteriorar gravemente la seguridad de los procedimientos realizados, derivándose de ello consecuencias en ocasiones graves. Por ello, aunque la relación entre las sociedades científicas es buena, se echa de menos una mayor implicación de la SEC/Sección de Hemodinámica en la exigencia de dicha formación para el ejercicio de los puestos de trabajo.

¿Cuáles son las mayores complejidades con las que se puede encontrar un enfermero especializado en Hemodinámica y Cardiología Intervencionista? ¿De qué manera ayuda el máster a solventarlas?
Sin duda alguna, la mayor complejidad es enfrentarse a ejercer tu profesión en escenarios para los que no has sido entrenado adecuadamente. La enfermería no ha recibido la formación que avale la adquisición de competencias específicas necesarias e imprescindibles para ejercer en cardiología intervencionista.

La enfermería de hemodinámica, más allá de la mera instrumentación del procedimiento, debe estar altamente especializada para actuar correctamente ante pacientes críticos en situaciones de riesgo vital, reconocer precozmente las posibles complicaciones, y actuar de manera eficaz para resolverlas sin riesgos para el paciente.

Ha de existir una relación y una coherencia entre las actividades de formación y la configuración de programas que fortalezcan recorridos formativos ligados al puesto de trabajo, como lo hace este máster.

El máster garantiza conseguir conocimientos teóricos y científicos actualizados, impartidos por profesionales de reconocido prestigio en cada uno de los temas y módulos del programa. La enfermería adquirirá competencias muy avanzadas que los acredita para ejercer en dicha área asistencial.

¿Por qué es importante el grado de especialización del profesional de enfermería?
En áreas asistenciales tan subespecializadas como la cardiología intervencionista es de vital importancia contar con equipos expertos en los procedimientos y técnicas complejas que se realizan en estas unidades. Hay que resaltar que en el laboratorio de hemodinámica no son infrecuentes las situaciones críticas que ocasionalmente derivan en consecuencias graves o incluso la muerte.

Hablamos de equipos multidisciplinares, cardiólogos intervencionistas y enfermería experta en hemodinámica. Si solamente tenemos a un miembro del equipo formado y especializado, el impacto sobre el resultado del proceso de atención al paciente no será todo lo positivo que desearíamos, en lo que a indicadores de calidad y seguridad se refiere.

La especialización de la enfermería consolida el valor de la formación continuada como un elemento de reconocimiento eficaz y sólido que contribuye a reforzar la capacidad del profesional en la resolución de los problemas de la práctica diaria.

¿Qué aporta este máster a la práctica diaria?, ¿por qué deberían apuntarse?
Es imprescindible una formación específica en áreas altamente subespecializadas y de enorme complejidad asistencial. Solamente a través de la formación es posible garantizar estándares de seguridad y calidad de los cuidados que se prestan en las unidades de hemodinámica.

Esta formación permite crecer al enfermero en un entorno específico, empodera al profesional como parte integrante de un equipo especializado, proporciona un enriquecimiento profesional y personal, ya que nos permite compartir experiencias con compañeros y docentes.

Actualmente es la vía para obtener la Acreditación de Experto de Enfermería en Hemodinámica y Cardiología Intervencionista, avalada por ambas sociedades científicas (AEEC-SEC).

[CONTENIDO ORIGINAL obtenido de la web de la Sociedad Española de Cardiología.]